Los Escobazos

12 cosas que deberías saber sobre la fiesta de los Escobazos

En un momento dado, el escobazo casi se ha consumido y los portadores los tiran al suelo para no quemarse.

La fiesta de los escobazos es una fiesta de cordialidad, de hospitalidad. Todos los allí presentes están reunidos, sin lugar a dudas, para disfrutar.  Si hay una palabra que resume a esta fiesta es júbilo. Sin diferencia entre jóvenes, mayores, niños, ni la procedencia, ni si es gente del pueblo o son de fuera, ni la clase social, que es difícil saber vistiendo ropas viejas. En definitiva existe una magia que lo envuelve todo y hace que esa noche sea realmente especial.

Y ¿Qué deberías saber sobre esta noche del fuego? Sigue leyendo y lo sabrás.

1.- Se celebra del 7 al 8 de diciembre en Jarandilla de la Vera

Es en honor a la Virgen de la Inmaculada en la tarde del 7 al 8 de diciembre y es una de las tres fiestas declaradas de interés turístico regional en la comarca de la Vera.

Jarandilla de la Vera vistas desde el camino que viene del Puente Jaranda

2.- Los orígenes pastoriles

Aunque el origen es incierto, se cree que proviene de muy atrás. Cuando los cabreros bajaban de la sierra para celebrar dicha festividad con sus familiares. Como al bajar ya se les hacia de noche, utilizaban las escobas para alumbrarse.

Puente Jaranda sobre la Garganta Jaranda

3.- Los escobazos

¿Qué son? Se trata de manojos de retamas atados con cuerdas. En esta zona a las retamas también se las conoce con el nombre de escobas. Son unos arbustos de 1 o 2 metros de alto que están desprovistos de hojas, son de colar grisáceos y están muy ramificados. En primavera se puede apreciar su floración por la aparición de unas flores amarillas muy pequeñas agrupadas en racimos que son muy características de esta zona. En el pasado, la retama fue utilizada para calentar los hornos de las tahonas y para hacer escobas o varas. Para hacer los escobazos, semanas antes del festejo se sale al campo a buscar y arrancar las retamas que se ponen a secar para que llegada la fiesta estas estén desprovistas de humedad y ardan fácilmente.

Escobazo encendido

4.- La Fiesta

La fiesta toma el nombre de estos escobazos. Durante la procesión se utilizan para alumbrar el camino al estandarte, pero en las dos horas anteriores a la procesión se utilizan para saludarse tal y como hacían los cabreros al llegar a Jarandilla después de permanecer durante muchos días en la sierra.

Montones de pavesas iluminan la noche de los escobazos en Jarandilla de la Vera

5.- El saludo

Siguiendo las tradiciones, los jarandillanos se reúnen en la Plaza Mayor de Jarandilla alrededor de las 7 de la tarde. Van cargados con los escobazos, con los que se saludan. El saludo consiste en un ligero golpe en las piernas o en el culo. El golpe es ligero pero si es la primera vez, pasas un poco de miedo de ver que te van a golpear con algo que desprende fuego.

Las escobas se cogen una semana antes de la fiesta

6.- La etiqueta

La etiqueta de la fiesta requiere ropa vieja pero eso si, de buena calidad, nada acrílico que pueda arder al contacto con un escobazo. Hay modelos muy variados y para todos los gustos, aunque el look más extendido entre los jarandillanos es el mono de trabajo azul de toda la vida. Tiene la ventaja de que no deja nada al aire. Por cierto, el calzado, botas viejas. El suelo se pone pero negro, negro, negrísimo de las cenizas y tiznes de las hogueras y de los escobazos.

7.- Las normas

Jugar con fuego no es ninguna tontería por eso existen unas normas básicas que todos deben cumplir como golpear solo de cintura para abajo, ni mucho menos en la cabeza,y por supuesto, no entrar en sitios cerrados con ellos ardiendo.

Normas: golpear por debajo de la cintura

8.- El vino de pitarra

Es una fiesta donde cada uno porta su propio vino de pitarra, es decir, el vino de elaboración que hace cada uno en su casa y que es tan típico en la zona de la Vera. La gente se ve por la calle, se saluda y se invitan unos a otros a un trago de vino de la bota donde lo llevan. Al ser un vino de producción artesanal hay vinos muy dispares y algunos que pegan pero bien. Sirve el vino también para quitarle miedo al fuego. Algunos jarandillanos además abren sus bodegas a sus conocidos para invitarles a vino.

En la bodega de Puta Parió

9.- Los caballos

Los caballos juegan un papel destacado en la procesión ya que acompañan al estandarte durante la misma. A partir de las 9 de la noche los jóvenes a lomos de caballos o mulas se colocan junto al final de la escalinata que baja de la iglesia. Es impresionante ver tanta gente apiñada con escobazos ardiendo y los caballos caminando entre toda ella como si no pasara nada.

Los caballos en los escobazos

10.- La procesión

El párroco, portando el estandarte, baja la escalinata de la iglesia parroquial y al llegar al final e grita «Viva la Virgen de la Concepción» a lo que pueblo responde Viva. Acto seguido, entrega el estandarte al abanderado que lo portará durante todo el recorrido acompañado de tamborilero, familiares y por supuesto, de escobazos que le alumbrarán todo el camino. El final de la procesión se vive de manera muy intensa dentro de la iglesia, donde la emoción está a flor de piel para los más devotos.

A las 9 de la noche comienzan a llegar a la Plaza Mayor jóvenes subidos en caballos

11.- Las hogueras

Durante la procesión se van encendiendo las hogueras que hay repartidas a lo largo del recorrido. El día previo se invita a los vecinos a que saquen aquellos muebles de madera viejo de los cuales quieran deshacerse. La hoguera más grande es la de la Ermita de la Virgen de Sopetrán cuyas llamaradas alcanzan una altura considerable. Es tanto el calor que hace que tanto la ermita como el edificio de enfrente tienen que ser refrescado con mangueras de agua.

Hoguera en la ermita de la Virgen de Sopetrán

12.- La canción

La canción oficial de los escobazos suena a cada momento. Es la banda sonora de la fiesta sin lugar a dudas. En realidad es la única canción que suena en todas partes. son tres estribillos que se repiten constantemente y que suenan como un mantra. Si además tienes curiosidad por la interpretación de la letra, no dejes de visitar esta aquí 

Canción Popular

¡Virgen de la Concepción, mañana será tu día!

Y subirás a los cielos, !Quien fuera en tu compañía!

Ardía la zarza, y la zarza ardía.

Y no se quemaba la Virgen María

Ardía la zarza, y la zarza ardió.

La Virgen María doncella y parió.

¿Cómo pudo ser?, ¿Cómo pudo ser?.

Aquel que lo hizo, bien lo supo hacer.

Toda la noche he venido, rodando como un troncón.

Sólo por venirte a ver, Virgen de la Concepción.

Ardía la zarza, y la zarza ardía…

(se repiten los tres estribillos)

Comparte esta entrada:

Volver arriba