Garganta la Olla

12 RINCONES QUE VISITAR EN GARGANTA LA OLLA,uno de los 5 conjuntos históricos artísticos de la comarca de la Vera

Dicen que si vas a Calatayud preguntes por la Dolores y si vienes a Garganta la Olla, aquí pregunta por la Serrana de la Vera. Es el personaje de leyenda que se cree vivió en las sierras entre Piornal y Garganta la Olla. Además fué una de las poblaciones donde se asentó parte de la corte de Carlos V con lo que te puedes hacer una idea de la riqueza histórica de este precioso pueblo.

Garganta la Olla conserva un importante núcleo urbano de arquitectura popular a base de mampostería con sillería granítica en las esquinas y entramado de madera con ladrillo o adobe. De ahí la declaración de Conjunto Histórico-Artístico en 1983.

¿Nos aproximamos un poco más? Vamos allá

1.- El Mirador de la Serrana de la Vera

A Garganta se puede acceder por el desvío de la Ex-203 pasando Jaraíz de la Vera y desde Cuacos pasando por el Monasterio de Yuste.
Garganta la Olla se encuentra a tan solo 7,5 km del Monasterio de Yuste por lo que es un pueblo que antes o después se visita.
Si nos acercamos a Garganta desde Yuste, siguiendo por una carretera estrecha, recordemos que estamos en sierra, lo primero que encontramos antes de llegar al pueblo es el Mirador de la Serrana de la Vera.

Desde este mirador podemos contemplar una primera estampa muy bonita del pueblo donde destaca la torre de la iglesia en la silueta del mismo.

La vegetación que envuelve la localidad está dominada por especies de árboles como los castaños, robles y alcornoques, así como de otras especies de matorrales como son el brezo, el tojo, la aulaga, etc.

En este mirador se encuentra una escultura de la famosa villana, obra del escultor placentino Evaristo Garcia, que da nombre a este lugar. Es una figura de 1,80 metros, de pie, contemplativa, con una ballesta al hombro. En la parte derecha lleva un cuchillo colgado, en la mano izquierda la honda y en la parte delantera, una perdiz. También aparece el romance sobre la leyenda.

Desde aquí podemos hacer una primera aproximación histórica al pueblo. La primera población del término se conoció como Ad fauces (de faux, faucis) que significa junto a las gargantas. Garganta se encuentra en la confluencia de dos gargantas, la garganta Mayor y la Garganta de San Blas.

En la actualidad, la población, que es de fundación altomedieval, se conoce como Garganta la Olla, o más propiamente Garganta de la Olla, debiendo este apelativo a la orografía del lugar. Históricamente, su origen se pierde en el tiempo, aunque debió ser ganadero por la existencia de castros Vettones

Reconquistadas estas tierras y ante el reconocimiento, por los Infantes de la Cerda, a Alfonso XI como Rey de Castilla en el Almendral, término de Oliva de Plasencia y año 1331 (5), éste le concede un lote de tierras entre las que se encuentra Garganta la Olla. Con esta donación a los Infantes de la Cerda pierde Plasencia jurisdicción sobre esta Villa, lo que no acepta y sigue imponiendo obligaciones, impuestos y gravámenes, con tal virulencia, que los naturales de Garganta la Olla elevan quejas, amenazando con despoblar la Villa.

Anterior a los Reyes Católicos, la Villa de Garganta la Olla, bien por compras, cambios o herencias pertenece al marquesado de Villena.

2.- La Garganta Mayor

Antes de entrar en el pueblo está la Garganta Mayor. Junto al puente que hay, podemos aparcar el coche un poco antes de llegar o un poco más adelante pasando la carretera.
Si se visita en verano siempre es un buen momento para refrescarse y si es en resto de épocas,y ha sido un año de lluvias, es parada obligada para disfrutar del agua en estos parajes.

La Garganta Mayor cuenta con una piscina natural junto al puente. Más arriba están el charco Calderón, las piletillas de arriba.

 

3.- La Calle del Chorrillo

Ya dentro de la población entramos en una de las calles principales de Garganta la Olla. En ella encontramos la fuente con el mismo nombre de la Calle, la Fuente del Chorrillo además de encontramos varias casas que destacar.

La primera es la Casa de Postas. Lo más llamativo de esta edificación, que data de 1567, es su columna con características higrométricas, en cuyo dintel puede leerse «Avemaria Purísima». En el fuste se puede apreciar una mancha en el granito que se acentúa indicando temporales de lluvia. ¿la ves? si no la ves, buen tiempo 🙂

 

La Casa de Postas
La Casa de Postas

 

Más adelante nos encontramos con La Casa de Felix Mesón Gómez es una vivienda que pertenecía a una familia adinerada de Garganta la Olla. El escudo de su fachada, tiene picada la parte central, al parecer debido a la estrecha relación que tenía la familia Mesón Gómez con la Inquisición. Al abolirse esta institución borraron el símbolo.

 

Por otro lado, en el Nº 1 de la Calle del Chorrillo, nos encontramos con el Hospital de Pobres y Mendigos. Este estaba atendido por un cirujano y un médico. En él se ingresaba a los vecinos para ser intervenidos quirúrgicamente, aunque principalmente estaba concebido para personas forasteras. La época de su fundación se desconoce, pero su actividad desapareció en el año 1820.

4.-La Casa de las Muñecas

Fué un burdel en la época del Emperador. La Casa de las Muñecas se encuentra en el nº3 de la calle del chorrillo.

Una muñeca con traje de la época aparece esculpida en la jamba granítica de la entrada, y en la cerradura de la puerta también aparecen muñecas. La tradición ha intentado eludir la función de prostíbulo que en su época cumplió, pero la estampación de la muñeca en la piedra, el color añil de la fachada, la hermosa balaustrada expositiva y su mirador sobre el dintel de la puerta de entrada (este último ya desaparecido), son indicadores fehacientes de tal función.

El séquito de Carlos V era asiduo a este prostíbulo ya que Garganta la Olla fue morada de algunos de los nobles de la corte de Carlos V y constituyó un lugar de esparcimiento y diversión de los soldados del emperador. Esas «mozas de fortunas» que se vieron obligadas, en la época de los Reyes Católicos, a llevar, como distintivo de su profesión, los picos de las enaguas de color pardo; de ahí el dicho de «irse de picos pardos«. En noches de luna los amantes del bien disfrutar, en sus correrías amorosas, solían ir vestidos con indumentaria azul; y era precisamente ese color en la fachada en que delataba, como ahora, el farolillo.

Desde el caballo y por el mirador sobre el dintel de la puerta, observaban la exposición de la femenina en la balaustrada citada. De interesarles, llamaban con el pomo de la puerta, que se abriría facilitando la entrada a caballero y cabalgadura, pasando ésta a la amplia caballeriza desde el zaguán de la casa.

Existe otra casa dedicada la misma función, la Casa de Mozas de Fortuna, aunque no es tan monumental como la Casa de las Muñecas.

5.- Plaza Mayor de Garganta la Olla

En la Plaza Mayor de Garganta nos encontramos con La casa parroquial del año 1759, se construyó con el importe de la venta de la Casa de las Muñecas, que al morir su dueña la dejó en herencia como casa parroquial, uso que no se llevó a cabo.

La fuente del Chorrillo se encuentra en mitad de la Plaza Mayor, donde se levanta el Ayuntamiento, edificio con un porche sostenido por columnas graníticas, procedentes de la ermita cenobrio de San Martín.

Bajo los soportales del Ayuntamiento se encuentra la Picota del Suplicio, una columna de canteria que los lugareños nombran poste o columna de la vergüenza o poste de la carnicería.

6.- El Museo de la Inquisición

Se encuentra en la calle Toril, muy cerca de la Plaza Mayor. Fue la antigua residencia de los Condes de Acevedo. Carlos V le concedió al hijo mayor de éstos el título de Escribano Real, con derecho a transmitírselo a sus descendientes como muestra de agradecimiento por el buen trato recibido de los garganteños,

Una fuerte columna granítica sostiene el amplio porche donde se sitúa la puerta de entrada. Fue esta columna la base de una cruz, construida siendo Iván Muñoz familiar del Santo Oficio en el año 1606. Mas la casa es anterior a esta fecha ya que se colocó en este lugar después de una remodelación de la casa.

 

Podemos hablar del Museo de la Inquisición como de un museo etnográfico porque en su interior se guardan utensilios y enseres de la vida cotidiana de la localidad. En la planta se conserva una cocina tradicional verata, con los enseres típicos de matanza\». En una sala adyacente se encuentra el calabozo. Este era el lugar donde se retenía a las personas de origen judío para después pasar a interrogarlas.

Subimos seguidamente a la segunda planta y así llegamos al balcón donde se colgaba al preso. Justo al lado se encuentra la sala de tortura con utensilios y máquinas propios para el sufrimiento de los interrogados. Tales eran:
– La polea: mecanismo de contrapeso con piedras.
– El ataúd: desde el cual el reo no podía ver al confesor.
– Potro de tortura: máquina en la que se ataba al reo de pies y manos, se tiraba así de sus miembros hasta que el dolor se hacía insoportable y declaraba.
– Cadenas de hierro con gruesas bolas del mismo material en sus extremos.
– Látigos.
– Clavos.
En el despacho, repleto de enseres de la época, lo más destacable es el sillón del Inquisidor. En la misma sala detrás de un arcón y escondido, hay un zulo donde se guardaban todo tipo de documentos importantes. Todas las puertas con una inscripción de AVE MARIA dan a entender que los tribunales llevados a cabo en esta casa se hacían con consentimiento divino.

7.- Iglesia en honor a San Lorenzo

La iglesia fué declarada como Bien de Interés Cultural en 1989.
La puerta sur de la iglesia está cubierta por un atrio sujetado por dos columnas de piedra.

La torre de 30 metros de altura, es renacentista de tipo herreriano. Tradicionalmente se admite que la cruz que está en la azotea, fue colocada en memoria de las víctimas de la Serrana de la Vera. Esta iglesia debió comenzarse a finales del s.XV. terminandose a mediados del s.XVI. En su exterior e interior se combinan diversos estilos:gótico, renacimiento, barroco y rococó.

El retablo mayor está dedicado a San Lorenzo. Tiene columnas salomónicas y una decoración muy recargada, con vegetales y racimos.
La cúpula del altar mayor está hecha de ladrillos colocados de canto y colocados circularmente sobre planta cuadrada.

 

El retablo izquierdo está presidido por el altar a Santa Lucia que data de la misma época en que se levantó la iglesia. Es de estilo purista, anterior a la moda de los retablos barrocos.

 

El órgano de la iglesia data de 1766 y es uno de los órganos más antiguos de Extremadura y es de los pocos órganos barrocos que hay en España que aún funciona perfectamente.

La Casa del Picapedrero data del s.XVI y correspondió al constructor de la torre parroquial, que la levantó para vivir y custodiar las herramientas. En el dintel de la casa está grabado el nombre, Francisco Díaz, la fecha 1573 y el distintivo del constructor.Se caracteriza por poseer la planta baja, primera y segunda planta del original entramado de madera y no de adobe como otras, sino de ladrillo cocido, conocido como ladrillo mudéjar. Según la tradición, Francisco Díaz, fue el maestro de obras de la torre e iglesia del pueblo y provenía del País Vasco. Esta casa es quizás el mejor ejemplo de Baserri fuera del País Vasco, y como tal la recoge Caro Baroja en su estudio sobre el pueblo.

8.- En la calle Llana

Hay numerosas balconadas típicas repletas de macetas. Se trata de soportales o balcones sostenidos por columnas de madera que en ocasiones parecen ser endebles pero que el paso del tiempo ha demostrado lo contrario..

 

En esta calle se encuentra la Casa Carvajal nació Don Pedro de Carvajal, el que fue Capitán General de la Armada y Virrey de Nápoles. Lo característico de este edificio, es que es el único que tiene escudo nobiliario en la fachada. Junto al escudo destacan el balcón y las labores de las vigas que separan la primera de la segunda planta. El propietario dice que aquí nació la Serrana de la Vera.

9.-El Barrio de la Huerta

Es un amplio espacio urbano porticado recientemente restaurado por Bellas Artes en la segunda mitad del siglo pasado en que las columnas de madera apoyadas sobre piedra sujetan estructura y balconada. En este ejemplo de arquitectura popular verata, se combinan el adobe y la madera en una bella correspondencia entre los materiales de construcción, planteando unas normas de aprovechamiento del espacio.

 

10.- La Casa de la Peña

Si has visto algún reportaje sobre la Vera quizás la hayas visto. Se trata de la casa más singular y llamativa de la villa.

La singularidad de este edificio se debe a que es un ejemplo llamativo del aprovechamiento del espacio urbano para construir una habitación aérea.

Una peña accidental en plena calle es utilizada como base para que con una viga de madera, a modo de pilar o columna, descanse una viga maestra que sostiene una estructura de madera que es el piso de la habitación. Sobre esta estructura de madera se levantan las paredes de la habitación construidas según el sistema tradicional de entramado de madera y relleno de adobe visto con la cubierta de teja árabe y grandes aleros voladizos.

11.- El camino a Piornal

Está al final del pueblo y antes de llegar nos encontramos, una fuente más, la de los 3 chorros, y un crucero. Un poco más adelante está el antiguo molino en ruinas.

12.-El puente romano

Y finalmente para despedirnos de Garganta, volvemos hacia la Plaza Mayor. Allí tomamos la calle Rodeo dando un paseo hasta llegar a la garganta donde encontramos este puente. Casi camuflado por la exuberante vegetación ribereña, el puente se encuentra en el antiguo camino que iba de Garganta la Olla a Cuacos de Yuste. 

 

Callejeando por Garganta la Olla, el visitante puede leer la historia de este pueblo leyendo los dinteles de las puertas, donde nombres, símbolos o la fecha de construcción, nos hablan de un rico pasado histórico, con múltiples vestigios de un tribunal de la inquisición.

 

FIESTAS DE GARGANTA LA OLLA
CALENDARIO DE FIESTAS DE GARGANTA LA OLLA

 

Es ejecutada por 8 jóvenes solteras, que lucen un espejo en la cabeza como símbolo de pureza y virginidad. Las bailarinas actúan tres veces durante las fiestas de la Visitación de la Virgen a su primar Santa Isabel el 1 y el 2 de julio y cada vez van con trajes distintos..

10 Agosto: Las fiestas patronales de San Lorenzo
Sábado Santo: La Quema de Judas
Tras la habitual misa del gallo y la procesión del encuentro, la plaza municipal se despeja para dejar paso a un muñeco de más de dos metros de alto lleno de petardos, el cual será explotado en mitad de la plaza.
Lunes de piedra: Romería San Martín
el Día de la Serrana de la Vera, festejo que lleva celebrándose desde el año 2010 y que está formada por una ascensión a la cueva de la Serrana, un Mercadillo Medieval, un museo rotatorio de campesinos y, por último, una recitación del romance de la Serrana y una obra de teatro que narra desde que ésta es rechazada hasta su apresamiento.
Baile de los danzantes.
13 y 14 de septiembre.

 

 

Rutas desde Garganta la Olla

Comparte esta entrada:

Volver arriba